Nuestro Blog


El aperitivo perfecto: ¿Qué son las huevas de maruca?

Las huevas son un plato muy típico andaluz que se sirven de múltiples formas: con aliño, fritas, etc. Normalmente, las huevas tienen un color pálido y tienen una textura muy característica. Dentro de estos manjares, encontramos las huevas de maruca, que son un poco más especiales y también menos conocidas, aunque son una delicia merecedora de los paladares más gourmets.

La maruca (también llamada rosada en algunos lugares) es un pescado de mar que habita en aguas profundas y de roca. Su carne es muy apreciada debido a que es delicada y jugosa y sus huevas por su suavidad y sabor.

Las huevas de maruca son ideales como aperitivo. Como se adquieren y sirven en salazón, lo normal es tomarlas en finas lonchas solas o con un poco de aceite de oliva. En ocasiones también se pueden usar para enriquecer ensaladas o pastas. A pesar de ser un producto en salazón, las características de su piel impiden que se trate de una carne excesivamente salada a la hora de tomarla.

Las huevas de maruca tienen una textura muy carnosa y a la vez agradable, ya que no son gomosas como las huevas de otras especies. Se trata de unas huevas tiernas muy fáciles de tomar, ya que además, se toman en lonchas finas.

La preparación de las huevas de maruca es un proceso muy artesanal y sencillo. Una vez que se tienen las huevas, éstas se introducen en sal completamente y se prensan hasta que pierden toda el agua. Su secado se realiza bajo el sol, donde consiguen un color rosado muy llamativo.

De esta manera, solas o con un poco de aceite de oliva, encontramos en las huevas de maruca un excelente producto para paladear en los restaurantes y terrazas de Romerijo, donde la servimos con una excelente calidad.

¿Cómo se comen los langostinos, las cigalas, los bígaros, las huevas y la mojama?

Ya sea en casa o en un restaurante, en muchas ocasiones el menú que vamos a tomar tiene elementos del mar que puede que en ocasiones sean un poco más difíciles de comer, como por ejemplo una gamba o un langostino. Por otro lado, también hay truquitos que hacen las cosas aún más ricas si cabe.

Por eso, hoy vamos a enseñarte cómo se comen los langostinos, gambas, las cigalas, los bígaros, las huevas de maruca y la mojama:

  • Langostinos y gambas.

Ambos mariscos pelan de manera similar, por eso, la explicación sirve para ambos. Con las manos, cogemos el langostino o las gambas y vamos retirando la cáscara que los recubre. Ésta saldrá fácilmente si el marisco está bien cocido. Así, una vez retirada, quitaremos también las patitas y la cabeza para que quede listo para comer. Para ver exactamente cómo es el proceso, se lo enseñamos en este vídeo tutorial.

  • Cigalas

Para tomar una cigala, lo primero que es necesario hacer es retirar la cáscara de la cabeza y retirar lo sobrante. Luego, con cuidado, retiramos también la cáscara posterior de la cola, de manera que quede toda la carne lista para comer. Puede verlo aquí:

  • Bígaros

Comer bígaros es facilísimo. Lo único que necesitamos es un palillo, para que nos ayude a extraer la carne del interior del caracol. Si tienes alguna duda, puedes verlo aquí:

 

  • Huevas de maruca y mojama

Tanto las huevas de maruca como la mojama se sirven ya cortadas en finas lonchas, por lo que no es necesario hacer nada, simplemente comérselas. Como truquito, también quedan muy buenas si añadimos un mínimo chorrito de aceite de oliva sobre ellas… realmente da un toque muy especial.

Como ves, comer las delicias que nos ofrece el mar es mucho más sencillo de lo que parece, y además, hacerlo bien, nos garantiza que no desperdiciaremos nada de lo que haya en el plato. Ahora ya estás preparado para disfrutar del buen marisco y de las buenas tapas que nos ofrece el mar, así que… ¡te esperamos en Romerijo!