Nuestro Blog


¿Cómo acompañar al marisco cocido y al pescaito frito?

Llega el verano y aunque muchos creen que es el momento de los vinos de nivel más bien discretos, lo cierto es que los calores del verano no deberían afectar al ejercicio de saber distinguir un buen vino.

Es cierto que hay vinos, que por sus características, resultan más placenteros si se consumen en verano, cuando suben las temperaturas. Y no solo porque pueden beberse mas fríos, sino porque sugieren sensaciones de fruta fresca, hierba y flores y son mas ligeros.

Se trata de vinos jóvenes, que no se han sometido a procesos de crianza. Aunque no siempre es así, hay vinos blancos que cuando el calor aprieta se encuentran en su punto óptimo tras dos o tres años  en botella y hay espumosos longevos que se disfrutan en cualquier momento del año.

En el caso de tintos y rosados, la edad resulta crucial, decantándonos por los más jóvenes  que admiten nevera, chateo informal y comidas frugales.

Siguiendo con el tema de nuestro blog, y después de esta interesante introducción, somos partidarios de hacer sugerentes e incluso extravagantes combinaciones  con los vinos que más nos gusten, con productos como el marisco tanto cocido como a la plancha, incluso combinados con el pescaíto frito más típico de nuestra zona.

Surtido Pescado Frito vista 2

Nuestra recomendación, no puede ser otra que, cuando nos encontramos sentados en las terrazas tan entretenidas de Romerijo, con una fuente de marisco y otra de pescaito frito por delante,  con tan buen ambiente, plantearnos  beber, un tinto, un rosado, un espumoso, un blanco o un vino  fino de la tierra, será la menor de nuestras preocupaciones, porque todos maridan fenomenal y porque no hay mejor maridaje, que el que hagamos nosotros mismos. Eso sí,  solo una exigencia,  cualquiera que sea la elección,   ¡servido muy muy frio!

¡Disfruten!